Cofradía de Nuestro Padre Jesús - Jerez de los Caballeros

Eres el Visitante Número


Contador gratis

martes, 27 de marzo de 2012

Retratos - Juan Brioso García

Ampliamos nuestra sección de retratos con un nuevo perfil de otra de esas personas que ha dejado su huella en la historia de la cofradía, como tantos hermanos ha aportando con su trabajo ese “granito de arena” que contribuye a que la cofradía mejore día a día.

Juan Brioso García, tiene 60 años y fue el Director de la Banda desde sus inicios en 1989 hasta el año 2006 en que dejó el cargo. Son un total de 17 años dedicados principalmente a la Banda, pero también colaborando con otros trabajos en el seno de la Cofradía. Para conocer mejor su paso por la misma le hacemos unas preguntas:
¿Desde cuándo estás en la cofradía y qué te llevó a entrar? “Me llevó a entrar en la cofradía mi amigo Ramón Ceballos porque quería que formase parte de la banda” y desde aquel momento “he sido director de la banda y miembro de la Junta Directiva 17 años”

Como miembro de la Junta destaca varios trabajos, “desde que entré sobre todo tenía la ilusión por tapizar el camarín de Jesús”, ya que su oficio es ese, tapicero, tarea que pudo realizar finalmente en el año 2000, a lo que añade “también tapicé la Urna, los varales de la Urna y los varales del Calvario, y fue un orgullo poder cortar el manto azul para la Virgen de las Lágrimas” Su familia también ha estado vinculada a la cofradía "mi Hermana Eduvige, mandó hacer con su pelo una peluca para Jesús, que aún se usa, y mi mujer confeccionó las banderas de la banda que sustituyeron a la primera, y que se han usado hasta hace poco."

El campo en el que invirtió más esfuerzo y trabajo fue con la Banda que en definitiva, como nos comenta, fue el motivo de su ingreso en la cofradía ya que anteriormente él y su familia, habían estado más vinculados a la Cofradía del Ecce Homo.

 El proyecto surge porque la Cofradía quería tener su propia banda, en una época en la que pudimos presenciar un auténtico auge de este fenómeno con la proliferación de varias bandas en nuestra localidad, “ la iniciamos Ramón Ceballos, Juan Pérez Marín y yo, y luego me quede yo solo al frente” . En el 92 surgen algunas diferencias que le llevaron a dejar temporalmente la banda, “hubo problemas por los muchachos pequeños” ya que eran algunos de 5 años y no se creía conveniente que con tan corta edad salieran en la madrugá. “pero si los muchachos habían estado ensayando todo el año era una pena que no salieran a la calle, eso pensaba yo, así que yo me fui por ellos, ellos siguieron y luego volví” Ese año 92 sacó la banda Juan Pérez. Después miembros de la Junta fueron a hablar con él de nuevo para que retomase la dirección de la banda “al volver le mandé una carta a los muchachos y me respondieron bastante bien, a los 4 días ya teníamos 40 y tantos miembros en la banda” Poner en marcha una Banda no es tarea fácil, y al igual que todos los comienzos fue complicado, pero el trabajo fue dando sus frutos: “otra cosa importante es que iniciamos la velá”... se refiere Juan a cuando se retomó la costumbre de celebrar en septiembre la tradicional velá de Barrio asociada a la cofradía tal y como queda reflejado en la sección de curiosidades de esta misma revista. (recordamos que la tradicional Velá de Barrio acabó siendo sustituida por la celebración de Bingos benéficos o sorteos similares en la Pista de Verano, hasta que como nos recuerda Juan, se retomó esta tradición). Brioso nos explica “la iniciamos Ramón Ceballos y yo, hacía muchos años que no se celebraba,... tuvo que ser por el 93 o 94, para financiar la banda , ganamos un dinerito muy curioso y 40.000 duros se le dieron a la cofradía”....

Fue mucho el esfuerzo y los momentos vividos y Juan nos dice que lo mejor de todo fue “la dedicación en cuerpo y alma a la banda” para la que se intentó mejorar todo, “echamos el suelo de hormigón al corral de Santa María que era de tierra y también los servicios” También dedicaba algunos ratos a arreglar él mismo los instrumentos, “ hacía un poco de todo” y recuerda a modo de anécdota un accidente de tráfico que tuvo por las curvas del Valle, cuando volvía de comprar un tambor para su hijo, ya que su hijo mayor Alejo, entró en la Banda con él y Juan, el pequeño, también se incorporó más tarde.

Así en busca de financiación para los múltiples gastos de la Banda, se realizaron múltiples tareas: “Las salidas a Badajoz, Higuera de Vargas, Villanueva del Fresno....., eran muchas, no recuerdo más, también hicimos comidas en el Festival Templario en los primeros años del mismo, se hacían comidas templarias en una barra grande en Santa Lucía y también hicimos la feria del Jamón tres veces” (sobre ello publicamos ya un artículo en revista de la Junta de Cofradías del año 2003, también disponible en http://arribajesus.blogspot.com/2008/10/revista-2003-caseta-de-la-cofrada.html )

Con todo ello pudo comprarse material para la banda, armarios, instrumentos, mantolinas... y realizar algunos viajes; recuerda con cariño “un viaje a Málaga y la acogida allí por Fernando Pérez y la Cruz Roja del Mar, cuando llevé a los niños a las cartuja en el 93 ... o el campamento de Brovales al que asistíamos casi todos los veranos 4 o 5 días... tengo recuerdos buenos, muy buenos” y en resumidas cuentas todos esos momentos de convivencias vividos y ese momento de “ponerse en marcha por la mañana” del que nos dice que es el mejor de todos, cuando estaba la banda lista y formada para salir y decía “¡¡Venga que nos vamos!!!... Esa era la mayor recompensa”.

Por otro lado lo más duro fue el peso de la responsabilidad de estar al frente de la banda, con el apoyo de los padres pero echando de menos a veces más apoyo por parte de la Junta De Gobierno, “los viajes eran un calvario para mí” tocar fuera era responsabilidad extra porque le preocupaba mucho que le pasara algo a algún niño, de hecho comenta que “un año fuimos a tocar a Badajoz a San Andrés y se mareó un niño y hubo que llevarle al hospital y al final estuvo tres o cuatro horas en el hospital” y también recuerda como uno de los momentos más duros “las noches tan malas de frío y de agua en Santa Lucia ensayando”.

Igualmente hubo momentos muy especiales, nos habla de un año que “haciendo el pasacalles en la madrugá, la Macarena se entretuvo, y cuando llegué al paseo la Macarena entraba sola” al parecer la banda de música que acompañaba finalizaba su recorrido allí por incompatibilidad de horarios, entonces se ofreció a acompañarla: “hable con el capataz de la Macarena y le propuse acompañarlos el rato que nos diera tiempo” y así lo hizo, “fuimos a marcha ligera” para incorporarse junto a la Virgen y en principio causó confusión porque “la gente pensó que iban a cruzar por medio de la procesión, y ¡hasta me insultaban!”, hasta que se vio que la intención era unirse a la procesión y acompañar a la Macarena desde la plaza de España hasta la entrada calle Pilar Lasarte. “alli paró el paso y costaleros se salieron y empezaron a aplaudir a la banda” No se pudo acompañar más por el horario ya que tuvo que ir a nuestra procesión que ya había salido “llegamos tarde a nuestra cofradía, iba la cruz de guía ya por donde Dolores “la del molino” cuando ha llegao la banda.”
¿la banda hoy como la ves? “Bastante bien, a mejorao mucho, es muy diferente a cuando yo empecé, ahora tienen medios, tienen músicos, yo empecé con solo 19 trompetas fijas , 10 tambores y tres timbales y niños de 5 a 9 años que eran los mayores” y se enorgullece de que muchos de ellos siguen aún en ella y al frente de la misma, fruto de la semilla que se sembró hace más de 20 años.

Volviendo un poco a la Cofradía en general le pedimos que nos hable de cada desfile procesional:

destaca el de la mañana, se prefiere porque es la ilusión de que sale Jesús a la calle por primera vez; por la tarde ya ha salido Jesús , va la Urna y El Descendimiento y gusta más la procesión, pero siento más la de la mañana, hay más sentimientos a la hora de ponerse en marcha”. “también me gusta la Soledad pero no he estado tan involucrado en esa procesión”

De la cofradía destaca el sentimiento de todo el pueblo hacia ella, la gran devoción del pueblo hacia Jesús y también destaca otro momento, comenta que “desde chiquinino me ha encantado el Sermón de Pregones, cuando lo hacía don Francisco el Cura, … ¡faltan 10 minutos!, ¡faltan 5 minutos!...”, y es que las “cuenta-atrás” de don Francisco no las olvida nadie, que añadía más emoción si cabe a uno de los momentos cumbre de nuestra Semana Santa. “Una vez que entré en la banda ya nunca pude oir el Sermón porque estaba desfilando en la calle” se lamenta.

¿que mejorarías o cambiarías de la Cofradía?

“siempre hay algo mejorable”, dice sin inclinarse por algo concreto por ejemplo dice que le gustaría que tuviera una casa de hermandad “se peleó mucho por una casa de hermandad” pero no salió hacia adelante ese proyecto.

¿Qué significa para ti la cofradía?

“la cofradía significa mucho sentimiento, y a Jesús mucho respeto, siempre le he tenido mucho respeto, es una imagen que me ha dado siempre mucha impresión, cuando mi padre se estaba muriendo se le quedó la misma cara que tiene Jesús y cada vez que entro en Santa María y miro a Jesús, ¡veo a mi padre!”

Para finalizar la entrevista Juan Brioso quiere dar gracias a los padres que colaboraron con él en la banda, “al final no contaba con la Junta para organizar nada ya que contaba con un grupo de padres de mi confianza que me ayudaban en todo, acompañando en las salidas, y también ayudando en los eventos que hemos hecho, en la feria del Jamón, en la comida de los templarios que se han montado, por eso quiero agradecerles su colaboración y apoyo, ya que respecto a la Junta me sentía un poco solo”. Precisamente las diferencias con la Junta de Gobierno de la Cofradía, motivaron su marcha como director en 2006, dejando como punto final una comida para los niños, la grabación de un cd para el que también aportaron dinero otros hermanos de la cofradía y la donación de 40.000 duros de los fondos de la banda para la iglesia para los bancos para Santa María.

Desde estas líneas agradecemos a Juan Brioso su colaboración para realizar la entrevista y su trabajo en el inicio de la Banda, una semilla que hoy sigue dando sus mejores frutos, superado el bache tras su marcha, ya que la banda estuvo a punto de desaparecer, se han convertido en un referente de primera línea de nuestro panorama musical en el que, como él mismo comenta, muchos de aquellos niños siguen aún en ella.


Fotos del Album de este artículo
1, foto primer plano brioso: “ Juan Brioso durante la procesión del Santo Entierro, trás la Banda”

2 foto Cruz de Guía:  “durante la Entrega de los premios Cruz de Guia 2005, que Juan tiene enmarcada en su taller. Ese año le fue otorgado a nuestra Banda”

3 Bandera : “imagen de la primera bandera de la Banda que Juan guarda en su taller como recuerdo de su paso por ella”



Antonio M. Rivera Carrasco

Cronista de la Cofradía

No hay comentarios: