Cofradía de Nuestro Padre Jesús - Jerez de los Caballeros

Eres el Visitante Número


Contador gratis

lunes, 27 de abril de 2009

FITO SALVADOR

Emilio Ceballos-Zúñiga Rodríguez.- Hermano Mayor.

Ya he dicho que para nuestra cofradía comenzaba un año triste, y ahora resulta que es mucho más triste, otro buen cofrade se nos ha ido, no concibo, en mi limitada mente humana, como ha pasado esto, pero tristemente es así.

Toda su vida estuvo vinculada a su cofradía, sin hacer mucho ruido. Su preocupación fue trabajar y trabajar, ¿Qué hay que hacer? Y allí estaba, en donde fuera y para lo que fuera, colaborando, sin muchas historias. Era de toda la cofradía, estaba en el “Paso” con su Padre Jesús Nazareno, en el Calvario, con su Virgen de la Encarnación, colaborando para montarlos, poniendo flores, y por último llevándolos en su hombro. Y también con la banda, prácticamente desde que se creo allí estuvo, con los niños, después muchachos y ahora hombres, colaborando: haciendo bocadillos, llevándoles agua, acompañándoles en las salidas… sin que se notara mucho su presencia, porque la protagonista era la banda, pero haciendo ese trabajo necesario y fundamental para que ninguno de sus componentes tuvieran que preocuparse de nada, sólo de tocar.

Su Padre Jesús Nazareno, su María de la Encarnación tuvieron prisa en llevárselo, no me cabe la menor duda que querían que dejara de darle ese cariño, esa sencillez al engalanarlos, ese amor callado al enseñarlos a los jerezanos por sus calles, a sus representaciones de madera y han querido tenerlo a su lado y sin duda Fito, como el que no quiere la cosa, casi como si no estuviera, como si no hiciera nada, los estará poniendo más hermosos que nunca, porque ese jerezano sabía como hacerlo: el amor sencillo, desinteresado es la flor más hermosa y más olorosa.

Hoy, en estos días tristes, después de casi una semana desde que se fue, me pregunto qué es un cofrade, y sin duda será muchas cosas, Jesús, Nuestro Padre Jesús Nazareno, dijo que “por sus obras los conoceréis”, y sin duda a él se le conoció por lo que hizo, y por eso Fito es un buen ejemplo de lo que es un cofrade, y creo que no es más que amar a Jesús, a María y al prójimo y ser sencillamente buena persona como él lo fue.

Para su familia, su mujer, sus hijos, su nieta (nuestra nieta), sus hermanos… sin duda ha sido una gran pérdida, para ellos más que para nadie, cuando se va una gran persona la pérdida la sienten los cercanos más que nadie, y ese sentimiento es de los que se lleva en el corazón, da igual los signos externos, que no son más que convenciones sociales, es esa sensación de vacío que se queda por dentro y que siempre está ahí, desde la cofradía les damos las gracias por habérnoslo dejado tan desinteresadamente estos años. Y también te damos las gracias Fito por tu enorme ejemplo y por tantos años de colaboración para con esta Cofradía. Sin duda cada Viernes Santo seguiremos estando todos juntos cuando gritemos ¡Arriba Jesús!.



Procesión del Viernes Santo 2009 por la mañana.

Texto Emilio Ceballos-Zúñiga Rodriguez. Hermano Mayor-Presidente de la Cofradía
Foto facilitada por José Salvador, hijo de Fito.



No hay comentarios: