Cofradía de Nuestro Padre Jesús - Jerez de los Caballeros

Eres el Visitante Número


Contador gratis

martes, 26 de abril de 2011

Otros momentos de la Mañana del Viernes Santo


Publicamos un puñado de fotografías tomadas a lo largo de la mañana en el Templo de Santa María haciendo  un repaso de  lo que allí sucedió y también, con algunos de sus protagonistas: la gente, público y hermanos de la cofradía que durante más de tres horas, llenaron la iglesia.





Momentos antes del inicio del Sermón, el Templo está llenándose, fuera llueve y la Banda toca en  el llano... los jóvenes emocionados, para algunos un esperado viaje desde lejos para acompañar a Jesús. Otros más pequeños aún, como el pequeño con túnica  en brazos de su padre, está atemorizado... el ruido de los tambores y los propios romanos no le inspiran mucha tranquilidad y su padre le va explicando la función de éstos para que se tranquilice...


Justo al lado están dos chicas, que con cierto pudor hablan de este blog, y me preguntan que si hago fotos...
aquí tenéis una, espero que vuestra ilusión dure muchos años...




también se me acerca un costalero de Jesús, uno de los veteranos y me presenta a su hijo de 16 años... orgulloso porque es el primer año que levantará a Jesús...




y como no, unos pocos de esa gran familia de costaleros, de los que nunca se separan del Paso, momentos antes de la primera levantá, que quieren perpetuar esos momentos especiales para ellos...




Y la Escolta, firme en su posición, desempeñando este año, quizá si cabe, la función de custodia más ardua que nunca..


San Juan y la Magdalena escuchan a la Buena Mujer con atención, pronto tienen que transmitir un importante mensaje...


Momento, o más bien, imagen impactante: no cabe ya nadie en Santa María, algunos desde el atrio intentan mirar lo que sucede dentro y en estas fotos, es casi imposible distinguir al público de los costaleros, solo el dorado de los varales nos da una pista de quien puede estar bajo el Paso, ya lo dijimos en otro momento, un grupo humano hecho una piña en torno a lo que allí pasaba.... todos costaleros y todos a una... ¡Arriba Jesús!








Fuera llueve y el día es gris, pero Santa María rebosa luz...




Los Pasos se mueven al ritmo de las Marchas de nuestra Agrupación ...






se suceden las distintas "cuadrillas" en varias "levantás"






Los capataces atentos entre la muchedumbre...






Acaba el encuentro y antes de continuar con una sesión de marchas de la banda para mecer los pasos, Miguel Ángel González el sacerdote, se dirige a los presentes, recuerda a los ausentes y tras un momento de silencio, elevó un sentido Arriba Jesús...




Los Pasos de San Juan y la Magdalena  se adelantan al centro de la nave... también son mecidos..










Jesús frente a María por última vez...






Emilio Ceballos, Hermano Mayor, anuncia que ha dejado de llover, la procesión saldrá a la calle!!!




Con el Paso de Jesús en su posición inicial, la Cruz de Guía se coloca en la Puerta del Sol, y se van formando las hileras de nazarenos en el interior.






Muchos esperan fuera impacientes, mientras se acaba de vaciar el templo, para organizar el desfile...








Pero chispea de nuevo, empieza a llover y todos volvemos adentro, donde la banda espera de nuevo colocada en la escalinata tras el altar, pronto comenzarán a tocar más marchas y se anunciará la suspensión definitiva de la salida.






A partir de aquí adjuntamos varias fotos de los pasos y sus costaleros o portadores mientras eran mecidos... imagen que se repitió durante bastante tiempo, ya que todos querían dar su particular "tirá", aunque fuera dentro del templo, incluso miembros de la Escolta Romana,  de nuestra banda, o los propios capataces...
















y las distintas generaciones se sucedían en esta tarea de cargar los pasos , y mientras los mayores enseñaban orgullosos o los pequeños, lo que pasaba allí , transmitiendo esta centenaria tradición, sembrando semillas para el futuro







y como hemos repetido varias veces, la mañana , por lo inusual de la celebración, nos dejó estampas muy distintas, a las que debemos sumar las siguientes fotos:  gracias a la mayor longitud de los varales, y quizás las circunstancias del momento, la reducción de peso que se le ha efectuado al paso, o simplemente porque sí,  pudimos presenciar por primera vez a mujeres cargando el paso de Jesús. Se consolida así la presencia de ellas en los distintos aspectos de la cofradía, no siendo ya solamente camareras, sino que hoy por hoy  forman parte de nuestra Banda, de nuestra Junta de Gobierno, y también han cargado los pasos de la Urna,  la Virgen... y como vemos ahora a Jesús.








compartiendo patas, y alternando tirás la mañana fue avanzando hasta después de las 9, cuando se retiraron las Bandas, de las que hablaremos en otra entrada en este blog.








Acabamos con la fotos de un par de padres con sus hijos, que desde bien temprano estaban en Santa María






Por último una imagen de un grupo variado de hermanos, que irían posteriormente a por la tradicional perrunilla a una de las casas que las suele obsequiar al paso de la procesión a los costaleros, y si bien este año la procesión no pudo salir, creo que sí tuvo lugar en el interior de cada uno, reviviendo momentos que pertenecen a la tradición más pura y ancestral... aunque de forma distinta.


Muchos salieron de Santa María con la pena de  la cancelación de la procesión, pero con la alegría de haber cargado a su paso, o de haber oído a la banda, o de haber compartido emociones y sentimientos con tanta gente, o de haber arropado a la cofradía con el mejor de calores: el calor humano.


A los visitantes, decirles que ya tienen doble motivo para volver otro año, al igual que al resto, que debemos multiplicar las ganas  por dos para la próxima vez. Y sobre todo a esos hermanos y hermanas que tanto trabajan todo el año, día a día, en ensayos, en preparativos, en actos de la cofradía, para mantener todo esto y llegar a nuestro día grande para disfrutar al máximo, decirles que quizá esa convivencia diaria de unos con otros mientras preparan todo esto , sea el verdadero acto de Hermandad, el mejor ejercicio de fraternidad y eso, compañeros, no hay lluvia que os lo quite.

No hay comentarios: