Cofradía de Nuestro Padre Jesús - Jerez de los Caballeros

Eres el Visitante Número


Contador gratis

martes, 30 de marzo de 2010

Articulo sobre la Cofradía Publicado en el especial del Diario HOY

Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno

Sus orígenes se pierden en la noche de los tiempos; en un documento fechado el día 7 de Marzo del año 1.690, se habla de la celebración en la mañana del Viernes Santo, “de la ceremonia que llaman El Paso”, a la que se cataloga de muy antigua; si seguimos añadiendo piezas al intrincado puzzle que conforma la historia de la cofradía, nos estaríamos remontando, como poco, al siglo XVI. Esos cientos de años de historia han ido dejando su marca, una marca de profundo sabor tradicional y de fuerte arraigo popular, matices que podemos apreciar si observamos con detalle todo lo que ocurre en torno al Templo de Santa María…

Templo de Santa María

Ya desde última hora del Jueves Santo se van agrupando hermanos ante la Puerta de una Iglesia que se consagró a Santa María hace casi 1500 años; y están allí para optar a una de las doce “patas” del paso de Jesús, que son pocas para las decenas de portadores que quieren sacar a Jesús a la calle, decenas que se convierten en cientos, que acompañan al Paso para, al menos, dar una “tirá” durante el amplio recorrido.

Sermón de Pregones

Uno de esos, que año tras año espera paciente en la puerta, es Juan José Martínez Torvisco, que este año 2010 será pregonero en el Sermón de Pregones que comienza a partir de las 6 de la mañana. Es este un acto singular vinculado a las representaciones medievales llamadas “misterios” o “moralidades” y que después se dieron en llamar Autos Sacramentales y en el que, junto al pregonero, intervienen Pilatos, la Buena Mujer, y la Escolta Romana de la Cofradía.

¡ARRIBA JESÚS!

Y el pregonero, año tras año, solamente puede acabar sus palabras de una manera y en un momento muy concreto. A las 7 en punto de la mañana, al grito unánime de ¡ARRIBA JESÚS! es la primera levantá de “el Paso”, llamado así por muchos mayores evocando tiempos pretéritos, y refiriéndose a él como si no hubiera ninguno más, Jesús es principio y fin para muchos.

La Agrupación Musical de la Cofradía espera frente a la Puerta del Sol, y las túnicas moradas se adelantan a la salida de Jesús rellenando las calles camino de la plaza, formando una procesión partida en dos: dos caminos distintos para llegar a un mismo destino.

El Encuentro

Jesús corre en la llamada “carrera del caballo” hasta el centro de la Plaza donde se celebra “El Encuentro”, ceremonia en la que también intervendrán los pasos menores de San Juan y la Magdalena, y de nuevo la Buena Mujer que mediará para que la Escolta Romana , permita que se materialice el simulado abrazo de Jesús con María.

Procesión del Santo Entierro

Después de cinco horas en la calle, la procesión vuelve al Templo , pero todavía queda la procesión Oficial del Santo Entierro en la que saldrán todos los pasos de la cofradía: de nuevo el paso de Jesús y el de María de la Encarnación, que estrena nuevo plateado y varales, y al que se le ha aligerado peso, acompañados por el Descendimiento o Calvario, la Urna del Santo Entierro, al que también se le ha reducido el peso, y de la Muerte Pelá, paso singular y único en su estilo, no existe ninguno igual en toda la Comunidad Extremeña, y en el resto de España solamente tenemos constancia de la existencia de dos similares, uno en Sevilla y otro en Orihuela (Alicante). El conjunto original se perdió, aunque por sus características es muy posible que sus orígenes se remonten al siglo XVII. Narciso Gutiérrez Sánchez inició el proceso de recuperación en 1988 con restos de otros pasos. Este año, destaca el hecho de que está siendo reformando para mejorar la calidad estética y artística del mismo y se estrenará una primera fase consistente en la bola terráquea, la serpiente y el esqueleto, trabajos realizados por Ventura Gómez.

La Soledad

Con la noche sobre Jerez, la procesión oficial se recoge pero si Jesús cayó tres veces en su camino al Calvario, tres veces sale la cofradía a la calle durante el Viernes Santo, y quien ha sido durante el día María de la Encarnación, se convierte en Virgen de la Soledad, para recorrer de nuevo las empedradas calles jerezanas acompañada por centenares de mujeres que, con velas, alumbran su camino.

Al igual que se añaden ingredientes que poco a poco a una receta maestra, esta cofradía es el resultado de la fusión de otras, la del Entierro, la de San Blas, la del Resucitado…, y cada una ha ido aportando su toque singular y distintivo al conjunto final, cocinado durante siglos al fuego lento en el que se cocinan las tradiciones y con el calor de todo un pueblo. ¡Arriba Jesús!

Antonio Manuel Rivera Carrasco

Cronista de la Cofradía.

Publicado en el DIARIO HOY en el Especial sobre Semana Santa del 26 de marzo de 2010.

No hay comentarios: