Cofradía de Nuestro Padre Jesús - Jerez de los Caballeros

Eres el Visitante Número


Contador gratis

jueves, 22 de diciembre de 2011

Restauración del Cristo del Descendimiento - Entrevista a Jesús Salvador Pastelero

Como ya se  anunció,  el 11 de diciembre de 2011 la imagen del Cristo del conjunto del Descendimiento viajó a Sevilla para comenzar su proceso de restauración. La cofradía tras valorar varios presupuestos, ha seleccionado a Jesús Salvador Pastelero, jerezano afincado en la capital andaluza, en la que tiene ubicado su taller. Jesús Salvador, es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, en la especialidad de Conservación y Restauración de obras de Arte, formación que se complementa con varios cursos específicos.
            En cuanto a su experiencia profesional ha realizado varias restauraciones de distintos tipos de objetos antiguos, como documentos, cuadros, armas de fuego o  armas blancas. Igualmente ha participado en la restauración de la sillería del coro de la catedral de Sevilla y ha colaborado en distintas exposiciones.
            El trabajo de Jesús también es conocido en nuestra localidad por haber realizado entre finales del 2009 y comienzos del 2010 de las dos esculturas procesionales de Jesús Nazareno y  de la Virgen de los Dolores, para la actividad formativa en torno a nuestra Semana Santa que se realiza el Colegio Público el Rodeo, y que bien podría ser la semilla de una futura cofradía infantil.  Además, hay que destacar la realización en 2011 de los trabajos de conservación y restauración de la imagen escultórica de la patrona de la localidad,  Nuestra Señora de Aguasantas.
            En diciembre de 2011 , nos ponemos en contacto con Jesús para entrevistarle sobre los trabajos a realizar. En primer lugar Jesús nos comenta el análisis previo para la elaboración del proyecto:
Viernes Santo 2009 - Procesión del Santo Entierro.
En la imagen,  señalada con  círculo rojo, apreciamos una de las grietas que será reparada.

Tras un examen organoléptico in situ de la imagen, puse de manifiesto todos los daños que se pudieron apreciar. Valorando dichos daños, teniendo en cuenta la técnica de ejecución de la obra y las causas del deterioro, se procedió a realizar la propuesta de restauración y junto a ella una valoración económica. Todo esto se plasmó en un proyecto de restauración que fue entregado a los miembros de la Cofradía.

Posteriormente, y transcurrido un lapso de tiempo en el que se concluyeron las mejoras efectuadas al paso de Nuestro Padre Jesús, la cofradía vuelve a solicitar a Jesús Salvador una nueva evaluación de la imagen a restaurar:
Se volvió a examinar la obra, nuevamente in situ, registrando fotográficamente todos los daños encontrados y comprobando, una vez más, las causas del deterioro. Reunidos todos estos datos, se presentó el nuevo proyecto a la Cofradía

Foto facilitada por Jesús Salvador en la que apreciamos la pérdida de uno de los dedos.

Este proyecto finalmente  fue aceptado; los motivos que han llevado a su elección son de índole diversa: es el proyecto más completo de los estudiados,  igualmente es el que mejores condiciones económicas ofrece , tanto a nivel de importe como en forma de pago y hay que destacar el hecho de que una vez más, la cofradía ha decidido apostar por los valores y artistas de nuestra localidad y por sus nuevas promesas, filosofía que la cofradía pone en práctica siempre que es posible. Además hay una vinculación que va más allá de lo meramente profesional, ya que Jesús es hermano de la cofradía y pertenece a una familia que en la que la cofradía tiene un profundo arraigo.  En este punto de la entrevista Jesús apunta: “Desde aquí aprovecho para agradecer a la Hermandad, por la confianza que han depositado en para la realización de este trabajo.

Dicho trabajo se realizará entre los meses de diciembre de 2011 y marzo de 2012,  abarcando un periodo aproximado de unos tres meses y medio en los que la imagen, como se ha indicado, estará en sus talleres de Sevilla, para cuyo transporte se han solicitado a las autoridades eclesiásticas los permisos correspondientes. Continuamos la entrevista pidiéndole a Jesús que nos explique como serán los trabajos a realizar:
Añadir leyenda

Como he indicado anteriormente, lo primero que se realizó fue un examen organoléptico de la escultura, registrando fotográficamente todos los daños estructurales, del soporte, de la preparación, de la policromía y del estrato superficial. Se estudiaron todos los deterioros, posibles causas, cuantificación, situación y tratamiento a seguir para cada uno de ellos. Además se investigó sobre la manera de trabajar de León Ortega para conocer de ante mano la técnica de ejecución al igual que la historia material de la talla que nos ocupa.
            Todos estos trabajos previos son de vital importancia para afrontar una restauración, ya que nos servirán para conocer en profundidad la obra  en la que se va a trabajar, y no cometer errores posteriormente, sabiendo cuales son los objetivos que se deben cumplir.
Foto facilitada por Jesús Salvador donde gracias a la luz ultravioleta,
se pueden apreciar más nítidamente los desperfectos y repintados sobre la policromía  original
 El proceso a seguir en la restauración de la escultura del Cristo del Descendimiento es muy amplio. En primer lugar, tal y como hemos mencionado anteriormente, se realizará un estudio a fondo de todos los daños que posee la obra para posteriormente acatarlos estratos por estratos. Se comprobarán realizando estudios con luz trasmitida, luz rasante, luz ultravioleta y radiografías que nos determinarán el estado al completo.



            Primeramente será necesario consolidar el soporte, solucionando los daños estructurales de los ensambles de los hombros, que están ocasionando grietas problemáticas y que son uno de los deterioros más importantes que presenta la obra. También será oportuno solucionar las demás grietas, tanto estructurales como las fendas naturales provocadas por el movimiento propio de la madera con el paso del tiempo.
Foto del Rostro del Cristo del Descendimiento con luz ultravioleta.
Foto: Jesús Salvador Pastelero
            Otro de los tratamientos que seguidamente se realizará, será la reconstrucción del dedo meñique de la mano derecha que el Cristo ha perdido. Se empleará una madera de la misma tipología que la original para controlar los movimientos. Existen en ambas manos una serie de dedos pegados incorrectamente que en cualquier momento pueden desprenderse. Para ello se despegarán para volverlos a pegar introduciendo en cada uno de ellos, al igual que el reconstruido, una pequeña espiga de madera, evitando que se desprendan.
            Posteriormente se fijarán las zonas de la escultura donde los estratos tienen problemas de caída. Esta fijación se realizará con un adhesivo natural, la colleta, ayudándonos de calor y presión mediante una espátula térmica.
Proceso de limpieza del barniz oxidado. Foto Jesús Salvador Pastelero
            Otro proceso a realizar será la limpieza, en un primer lugar, del barniz oxidado que nos impide ver la verdadera policromía, y en segundo lugar, los repintes que con anterioridad se han aplicado sobre la policromía original y la están ocultando. Esta limpieza será mecánico-química, con los disolventes apropiados y bisturí.
            Concluidos estos tratamientos, se procederá al estucado de las lagunas y pérdidas de policromía, al igual que al estucado del dedo reconstruido. Este estuco será necesario enrasarlo para dejarlo con el nivel y la textura que la escultura requiere.
            Tras este estucado será necesario reintegrar cromáticamente las faltas. Para ello se emplearán las técnicas del rigattino y puntinatto con acuarela y posteriormente pigmentos al barniz, para hacer visibles y diferenciadas las reintegraciones del resto de la policromía, aunque a simple vista no se apreciará diferencia. Finalmente se aplicará un barnizado de retoque a la escultura en general para proteger la obra, respetando el brillo que actualmente tiene.
            Todos los procesos serán registrados fotográficamente para dejar constancia de todo el procedimiento realizado y quedarán reflejadas en la memoria de intervención que será entregada a la Cofradía.

Una vez informados extensamente de la naturaleza de los trabajos, le preguntamos a Jesús sobre la finalidad principal que persigue la tarea:

 como conservador-restaurador, mi ética persigue el mayor de los respetos por el original, abogando siempre por la mínima intervención y utilizando materiales reversibles. Pretendo  conseguir que la escultura recupere su estado original, y sobre todo la estabilidad para conservarse en el futuro. Esto nos permitirá disfrutar del patrimonio y preservarlo para las generaciones venideras, con el fin de aumentar los valores de nuestros bienes culturales.

Esta finalidad que expone el artista, esta en plena sintonía con la cofradía, ya que en los últimos años se han realizado  tareas de mejora, restauración y conservación a todos sus pasos, algunos de las cuales están aún pendientes de culminar, como la segunda fase de mejoras del Paso de la Muerte Pelá o un proyecto que el propio Jesús Salvador, de forma altruista, está haciendo sobre las vestiduras de las imágenes del conjunto del Descendimiento.
  Jesús, ¿Qué supone para ti restaurar imágenes de León Ortega?
            Es un gran orgullo y satisfacción tener la posibilidad de realizar la conservación-restauración de una de las obras de León Ortega, por ser uno de los imagineros más importantes del siglo XX, que ha aportado grandes obras a la provincia de Huelva y Badajoz.
            En concreto, con la obra que nos ocupa, León Ortega realizó un magnífico trabajo tanto de talla como de anatomía y policromado, adquiriendo el conjunto una excelente belleza y admiración.
            Sinceramente, me siento muy afortunado por, en mis primeros trabajos como restaurador, tener el privilegio de reparar una imagen del reconocido escultor onubense.
En esta fotografía podemos ver a Jesús Salvador durante el delicado proceso de limpieza del barniz oxidado presente en  la espalda de la imagen.

¿ Y qué supone para ti trabajar  para tu pueblo y para la Cofradía de Nuestro Padre Jesús en concreto?
            Al igual que restaurar una imagen de León Ortega, trabajar para mi pueblo me supone un orgullo. Jamás imaginé poder realizar trabajos de restauración para mi pueblo. Ya tuve la gran suerte de restaurar la escultura de Nuestra Señora de Aguasantas, patrona de nuestra localidad, y de nuevo me brindan la oportunidad con el Cristo del Descendimiento. Estoy muy agradecido a los que están apostando por mi trabajo, porque todos sabemos que los comienzos son difíciles, y aún así mi pueblo me da la oportunidad de trabajar para recuperar y conservar el tan rico patrimonio que posee.
            Trabajar en concreto para la Cofradía de Nuestro Padre Jesús, supone igualmente un orgullo. Todos comprobamos la devoción y el respeto que existe en torno a esta Cofradía y al tener la gran suerte de ser hermano de ella, al igual que muchos jerezanos, es un honor poder devolverle la estabilidad que requiere para que todos podamos disfrutarla y no la perdamos.
 A la vez me supone un reto, porque esta escultura es especial para mí. Como todos sabemos mi tíoFitoestaba desde pequeño muy vinculado a este paso, y desde su fallecimiento, ha crecido mi devoción hacia este grupo escultórico. Por todo ello siento la responsabilidad de hacer mi trabajo desde el respeto, tanto por la importancia de la talla, en cuanto al patrimonio de la Cofradía,  como por el valor sentimental que para tiene.
Con esto nos despedimos de Jesús Salvador,  no sin antes agradecerle su colaboración para la elaboración de esta entrevista, seguros de que la combinación de su profesionalidad y de su devoción a la cofradía, serán garantes de un trabajo impecable, que podremos apreciar en la próxima Semana Santa 2012.

Según avance el proceso de restauración y los trabajos y dispongamos de más fotografías del mismo, iremos actualizando esta entrada de blog. 


Tal y como anunciamos subimos nuevas fotos del progreso de los trabajos (facilitadas por Jesús Salvador)


Fijación de Estratos con espátula térmica

Inserción espiga de madera en el Hombro

Dedo tallado y colocado en su lugar

Fdo. Antonio Manuel Rivera Carrasco.

Cronista de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno

1 comentario:

Javier Zarraga dijo...

Antonio gracias por tenernos informados, sobre todo a los que estamos en la lejanía.
Le deseaamos suerte a Jesús Salvador en el trabajo de restauración.
Felices Fiestas y próspero 2012.
¡¡¡ARRIBA JESÚS!!!